Translate

domingo, 23 de julio de 2017

APRENDIZAJE Y VIDA

¿Cómo va todo?

¿Ya de vacaciones?

Te lo digo por cortesía ya que quizá tú no necesites de las llamadas vacaciones para disfrutar a tope de la vida, y de ser así no me queda más que felicitarte ;)

Sea como sea, con vacaciones o sin ellas, hoy quiero hablarte de la kokología y de por qué puede ayudarte a conocerte mejor, o en cualquier caso, a pasar un rato divertido y entretenido.

Se trata de un juego que toma los principios psicológicos establecidos por el psicoanalista suizo Carl Jung en las cuatro funciones que el mismo atribuye a la mente humana: pensar, sentir, percibir e intuir.


Las teorías de Jung encajan a la perfección con la psicología oriental, que otorga al hombre unas cualidades premonitorias innatas sobre su propia existencia y que le considera apto para reconocer, explorar y reconducir sus propios actos y las consecuencias que estos tienen sobre su propia vida.

Algo con lo que, como ya sabrás si has leído algunas de mis publicaciones, estoy totalmente de acuerdo.

Con estas bases la kokología básicamente pretende ser un juego con el objetivo de aprender algo más sobre cuáles son nuestros verdaderos sentimientos y emociones. Esos que, en el fondo, guían nuestro comportamiento seamos o no conscientes de ello.
 
Kokología es un término que apareció en Japón a finales del siglo XX y que está compuesto por la palabra 'kokoro' (que en japonés quiere decir espíritu, mente o sentimiento) y el sufijo griego 'logia' (que significa ciencia). Y es un tipo de juego psicológico basado en test en los que se pide a los participantes que se imaginen situaciones reales o ficticias, y que luego respondan a una serie de preguntas que tienen una serie de interpretaciones psicológicas.

Se puede estar en desacuerdo con alguna o con todas las interpretaciones de las respuestas, pero quién juega suele (o debería) estar abierto a recibir sorpresas constantes y a tomarse las respuestas con humor, porque es una herramienta que puede mejorar nuestro autodescubrimiento si la recibimos con la mente abierta.

Y ahora que ya sabes de que va el tema, y por si te apetece kokologear un ratillo por allá dónde sea que te encuentres, te dejo un enlace en el que explico cómo se juega, te pongo un ejemplo, y dónde podrás descargarte un pequeño libro en formato 'PDF' con 20 entretenidos test:

Nosce te ipsum: kokología para el koko

¡Y a seguir disfrutando!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario