Translate

miércoles, 7 de junio de 2017

ADIOS AMOR, UNA DESPEDIDA IMPACTANTE

Foto El Heraldo
Adiós amor...
Pareciera el título de una canción muy conocida semejante a la realidad, hay insomnio, colabora el estruendoso ruido de la tormenta aunado a que raramente cae granizo y eso es motivo de levantarse.
Qué difícil es despedirse de algo o de alguien a quien verdaderamente aprecias más aún cuando le has dedicado gran parte de tu vida es más duro desprenderse, no me imagino el dolor de la ausencia de un ser allegado el amor entrelaza y jamás se olvida.
Desde muy joven me enamore de esta actividad, que en lo particular me gusta mucho lo hice como parte inherente y como estilo de vida, lo hice por convicción y no por conveniencia, recuerdo el ímpetu y las ganas de poder llegar más temprano que todos para poner los pasacalles y así luciera mejor un acto sobre la acera, o la satisfacción y el orgullo de acostarse más tarde ganando espacio en los postes para colocar los famosos pendones en si fui avanzanda, atrasada, porra, orador, pintor, cargador, fui soldado.
Me preparé con dedicación y fervor, había que estar a la altura de los retos, siempre me conduce con lealtad y con institucionalidad, gracias a un buen amigo que ya no está físicamente con nosotros me gane el título del cachorro de la revolución, siendo la joven promesa se esperaba en aquellos años una apertura real para las nuevas generaciones que nunca llegó que fue de facto quien me conoce lo entenderá.
Por más de 20 años me entregue en cuerpo y alma a mi partido soy honesto con lo que digo pienso y hago, nuestros estatutos decirlo son visionarios adhoc a cada momento, situados en espacio y tiempo en si de clase mundial solo que aveces llevados a la práctica, no lo digo como un reclamo si no como una crítica que pudiera llegar a sensibilizar y poner en igualdad de condiciones a toda la militancia que realmente tenga deseos de participar y hacer las cosas bien sin limitaciones, aclaró no es nada personal.
Siempre lo diré gracias al PRI tenemos patria, los ideales revolucionarios historia de nuestro pasado que han hecho grande nuestro presente, mi corazón es rojo más sin embargo mi convicción y razón no me permiten seguir, 3 veces candidato a regidor, precandidato a la diputación local y presidente municipal sin contar los innumerables cargos partidarios, crecí en el seno del partido y creo que es momento de poner en orden mis ideas, mis prioridades ya que tenemos una familia que atender.
Decirle adiós a un gran amor es sumamente difícil, pero hasta el más grande amor también causa daño, creo que mi ciclo ha concluido y para que no siga afectando es necesario darle la vuelta a la página y cerrar bien con la cara en alto saliendo por la puerta de enfrente.
El accidente que me ocurrió hace un par de meses me hizo ver las cosas de forma diferente, estuve a punto de perder lo más importante... la vida, arriesgue todo sin escatimar poniendo toda la disponibilidad, lo hice con el corazón pero sobre todo con la razón, en si lo hice con la convicción por la ideología.
Espero realmente que quienes controlan al partido entiendan que están terminando con la ilusión de creer que si se pueden hacer las cosas bien y que es válido aspirar a crecer en el instituto político que nos vio nacer, cuando perdimos el rumbo? cuando perdimos el legado que nos dejaron grandes ideólogos que lucharon por la democracia y justicia social.
Espero que mis amigos que me siguen por esta red social estén a la altura de poder entender que la amistad está por arriba de todo, así como la patria debe estar por encima de cualquier partido político, durante muchos años luche incansablemente por darle representatividad a la juventud que la tienen bien merecida, espero que con mi salida sirva de ejemplo para que a las nuevas generaciones se les de la oportunidad de encabezar un proyecto político, y que no sólo sirvan para engordar las filas de un instituto que no respeta su justa aspiración.
Algunos dirán uno menos, otros se sorprenderán, muchos me lo repetirán te lo dije, pero en fin siempre me gano la pasión y el amor a la camiseta, si es correcto le debemos mucho al partido ahí me forjé, en el partido madure a muchos ayude y mi juventud le entregue, en mi pasó colabore para que muchos fueran regidores, alcaldes, diputados, gobernadores, senadores y presidentes, nunca tuve un cargo relevante dentro de una administración, no trabaje un solo día en el gobierno estatal pasado, ni en el gobierno federal, más sin embargo retomó esa frase célebre ¡amigo que llega, amigo que pierdo!
Estoy convencido de quien soy y de lo que pienso, tengo una gran responsabilidad seguir luchando incansablemente por el beneficio de mi querido Tuxpan.
Nota: hace aproximada 15 días elabore este documento en una noche de reflexión en donde tome una decisión difícil pero con el objetivo de seguir adelante, el día de hoy se las comparto con responsabilidad y les digo nunca dejen de luchar por sus sueños, gracias por acompañarme.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario