Translate

miércoles, 24 de mayo de 2017

QUINTA CARTA A DESTIEMPO PARA UN AMOR FURTIVO




Por  Chary   by   Nina                                                               Copyrigth
La cabaña está en espera de mis besos, los que yo te daré, lo que te prodigaré, los que recibiste recientemente,  no sé si con amor y ternura o solamente con el placer que surge desde tus entrañas; no has ido, todo está como lo dejaste, he guardado las colillas de tus cigarrillos y al imaginar que tu boca se posó en ellos, loca yo, también los acerco a mis labios.
La botella de vino tinto, también está en una espera inútil, la toalla con que secaste tu cuerpo, yace desmayada.
Me veo envuelta en las luces y las sombras y creo ser yo misma, la sombra de tu luz y la luz de tu sombra, la penumbra o la umbra, hemos decidido bordear el bosque, platicar de mil detalles que se escapan a la vista con el bullicio de la ciudad, ver la cabaña desde lejos en no se que juego a destiempo, donde las horas son las furtivas y no tu ni yo, en el ensayo de ser amantes.
Sé que has leído mis cartas, esas cartas que inspira el amor contenido, el que fue negado, hoy,  cada instante que te siento en todo lo que me lleva hacia ti, se concentra en lo que jamás pensé encontrar...¡ Cuantas veces intenté acercarme a tu persona!  en la coincidencia, en lo cotidiano,fabricando un encuentro casual, o en el saludo por la radio, los abriles y los mayos se fueron y solo quedarán los demás meses para inventar un cariño nuevo, diferente, hoy no acudimos a la cabaña, se quedaron esperando los recuerdos y el eco de tu voz.
La cabaña lo sabe, lo supo desde que te vió, los leños de la chimenea crepitan y puedo escuchar su lenguaje, te extrañamos,  quisiera que el efecto mariposa con solo un leve aleteo borrara de golpe todos los años perdidos y nos reecontraramos en el justo momento de nuestra tierna adolescencia, quisiera poder hacer los días más largos y  encoger la superficie de la tierra para poder estar contigo, mi pasión no solo es tu cuerpo, es la conjugación de tu intelecto con las horas de tus mentiras de amor;¿ Puedo esperar que aceptes que te ame?  curiosa te pregunté si mis cartas habían llegado a tu alma;  me contestas absurdo que las guardarás  en una Cápsula del Tiempo, mientras que yo deseo hacerte saber, esta pasión que me hace brillar el alma y  que me hace ligera ante la vida, quiero que me creas en mi amor, que te abandones al sentimiento, no me interesa cuantas manos tocaron tu cuerpo y  te brindaron placer, ya pasó, solo deseo amarte de manera diferente, como se ama parte de la propia vida.
Mis manos interpretan tus manos y frente a una fotografía me acaricio loca en una escena solitaria, donde tu imagen en el  celular, recorre mi cuerpo, llamándote en mis horas mudas.
Mi ternura no está exenta de pasión, pero lo furtivo nos marca, pasamos como amigos, de esos que trato a diario con el  beso social obligado, sin embargo tus besos tienen una señal diferente porque me marcan el alma y el cuerpo,  con el sabor del deseo de estar junto a ti, ansío tan solo recargarme en tu pecho, escuchar los latidos de tu corazón, brindar con el agua pura de la vida nuestros encuentros, te besé y te besé ¡ tanto!  por todos  los años perdidos, te sentí dentro mio y mi sexo, quedó impregnado con la claridad de tus lunas, el tiempo se queda mi amor, y nosotros poco a poco nos iremos, sé el maná que alimente mi marcha por el destierro al que me obligó mi destino hasta que te volví a encontrar... dame de beber, que tu vara bendecida toque la roca y que brote de ella el agua de la vida, de esa vida diferente, ¿Será posible que quizá me empieces a amar un poco? Es cierto, si, es cierto, que no pedí que me quisieras, que quería disfrutar lo que nunca tuve de ti, pero tampoco tuve tuya  tu ternura, te veo sonreir al pronunciar el nombre del ayer y poco a poco quisiera pensar que lo nuestro tiene una historia diferente a las demás; no se si será el desvelo, la madrugada me ha encontrado nuevamente despierta y creo verte a mi lado, estás tu aquí conmigo, afuera el viejo gato del barrio, recostado sobre una farola caprichosa, maulla insolente  al viento del Norte y a la tempestad que se acerca, son las 04.36 a.m.  mi alma se desangra amándote y llorándole al tiempo perdido.
Intensamente tuya.
Chary

Autor de la pintura Roberto Vicario.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario