Translate

jueves, 20 de abril de 2017

EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO DÉCIMA PARTE.




MEMORIAL A MI HIJO LUIS ARMANDO GARZA NÚÑEZ
SPECTRUM H

Querido hijo, hoy quiero escribir lo que realicé durante la Semana Mayor, he vuelto a adoptar la costumbre de entrar a la Iglesia con velo, en realidad siempre me pareció impropio no  hacerlo, pero la obediencia es parte de la educación que se impone en el ámbito familiar.
Dolorosa, Catedral Tuxpan, Ver.



Acudí a la ceremonia de las Siete Palabras, la imagen de la Virgen de los Dolores, fue colocada al lado del altar mayor  y en el pasillo, el Santo Entierro como suelen llamarle al Cuerpo de Cristo sin vida, expuesto en la urna.

Llevé tus cenizas a la iglesia, están en casa acompañándome  y desde tu fallecimiento   había presentado  ante la virgen tus restos mortales,  el Viernes de Dolores, el día más santo del año, coloqué bajo el manto de La Madre de Misericordia, tu ser  convertido en polvo, pero también me recargué en el hombro de la Virgen y le murmuré que durante muchos años, había deseado confortarme  en su regazo, en ese momento lo hacía; pero cosa curiosa hijo, la caja con cenizas llegaba justamente en mi vientre, ahí donde creciste como nonato para venir después al mundo, pero en lugar de sentir tus movimientos, hoy estabas sin vida... ante el cuerpo de Jesús, afirmé mi fe, Creo exclamé  en la Resurrección y la Vida Eterna, y que todos resucitaremos en Él, acaricié las llagas del hombro de Jesús, las más dolorosas, las más olvidadas y me escondí en ellas y en ellas puse mi dolor, un dolor que me acompañará mientras viva...una señora me pregunta porque lloro, le menciono que por la muerte de mi hijo, ella me comenta de igual forma de la muerte de su hija en plena juventud; nos abrazamos solidarias... los frutos que engendra el vientre de una madre, es decir, los hijos duelen inmensamente, es una espada que atraviesa el alma, tal y como le advirtió Simeón a la Madre de Cristo, no existe un dolor comparable, duelen los padres pero los hijos lo dejan seco, exánime, se nos va parte de la vida, ya nada es igual...se extrañan las risas de cuando eran niños, es un recordar desde que nacen hasta el último de sus días, en una madre todo se cimbra, porque lo llevamos en nuestro vientre, los padres también sufren, no lo dan a saber, pero al igual que las madres lloran a solas, tiemblan de dolor, en el recuerdo los ven crecer y piensan ¿ Cómo serían mi hijo ahora?... después la Marcha del Silencio, la misma época vacacional satura la ciudad de luces y música, no todos los negocios bajan el sonido en señal de respeto, ni venderán más ni menos, el padre Florentino nos pidió que los ruidos no interrumpieran  nuestras reflexiones, una camioneta trata de adelantarse a la Marcha, pero la ley es la ley y el agente de Tránsito le detiene, el conductor molesto espera-las luces de la procesión se confunden con las que reflejadas en el río, navegan por éste en respetuoso silencio.




Tramos de la Avenida principal, descansan en la penumbra, mientras que en otras la luces artificiales alumbran el contingente y tú, en otro plano pero junto a mi, vuelves a estar en mi vientre para ser entregado a nuestro Creador.
Sobre el camino de la reflexión y el dolor, pienso en mis amigos que han perdido a sus seres queridos, en Silvestre Pastrana, cuyo Padre recién falleció, pero que de alguna forma se manifiesta a través de su hijita, seres que sirven como enlace espiritual, para que ustedes fallecidos, nos digan cuanto nos siguen amando.
No puedo hijo dejar de mencionarte todos los beneficios que la Fundación Ayudando de Corazón a volcado a la sociedad: operaciones a bajo costo, aparatos para sordera igual, a bajo costo; intervenciones quirúrgicas, que de acuerdo a las necesidades del paciente, definirá la Fundación, el Coordinador Tuxpan informa que  la operación de Faco Vitectromía con silicón, tendría un costo mucho menor a que pagaría el paciente en una clínica particular, asimismo el Contador López Flores, informa que la Fundación, igualmente atiende operaciones de hernia inguinal, umbilical y ventral, vesícula,apéndice, litiasis vesical, quistes, lipomas, cesáreas, salpingos y vasectomía, todo a bajo costo, no puedo menos que pensar que, la Misericordia de Dios, se extiende para los que decidan utilizar la naturaleza de una Fundación que, se prodiga hasta quienes por las condiciones económicas imperantes, necesitan ese corazón amigo.
Sé que nuestros difuntos están con nosotros durante un año, año en el cual recorren tanto el cielo como la tierra, que nos dejan su cariño, su esencia, detalles, mensajes, que se dejan ver por quienes ustedes quieren, que nos besan en la frente, que nos siguen diciendo que nos aman...
¿ Sabes?  cuando era niña, sobre todo por Semana Santa, soñaba mucho con Cristo, que buscaba afanosa una escalera para bajarlo de la Cruz y me despertaba llorando, luego veía una multitud de mendigos a las puertas de la iglesia, pero me detenían unas manos entre todas,  que estaban traspasadas, ayer volví a soñar con Jesús, pero ahora solo uno de sus brazos de desclavaba, para consolarme; quizá todo esto al tiempo, tenga un mensaje: la misma Fundación, las manos virtuosas del Dr. Jairo Sánchez, la virtud de volver a observar nuevos colores, saborear la vida mientras estemos aquí, escuchar las voces amadas en éste mundo, mientras tanto, hijo; éste año antes de irte, de soltar las amarras de tu nave, te seguiré escribiendo y contándote, todo lo que suceda.
Te amo Luiso, aquí en la tierra, como en el cielo.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario