Translate

miércoles, 26 de abril de 2017

PRIMERA CARTA A DESTIEMPO PARA UN AMOR FURTIVO




En algún momento de mi presente, platiqué con mi pasado, que impactante fue encontrar a mi primer amor que nunca lo fue, porque nunca lo supo, lo ubiqué muy bien porque conocía a mis vecinos de juventud; el tiempo lo ha vuelto aún más atractivo, es un hombre que desata mis emociones más profundas; no podía pensar, el alma me temblaba; se ha puesto más guapo; pero no me lo cree, menos si le digo que él, fue mi primer amor... y callé, dejando al destino, la última palabra...la única que lo supo fue una buena amiga que ya murió, así que, si ese amor lee esto, sabrá un secreto que nunca lo fue para Dios.
¡ Por Dios! me moría por darle un beso, o recostarme en su hombro, pero y luego si hubiera dicho ¡ Y a ésta mujer que le pasa!, que interesante es la vida, guardé las formas, al final solo un beso de viejos amigos, pero ¡ Caramba que bien me sentí ! lo difícil ha sido tratarlo sin tocarlo! o como lo escribió Sor Juana Inés de La CRuz: ¡Oyeme con los ojos, ya que están tan distantes tus oídos! Por él volví a sonreír, su intelectualidad me revivió, eso es lo que amo, su inteligencia, su sencillez, su pragmatismo; sus desatinados consejos respecto a mi vida sentimental... unas horas con él, valen una vida, además tiene un sentido del humor especial.
Aquel momento cuando platicamos el viejo radio tocaba una vieja melodía " Humo en tus Ojos", fue la apoteosis...ese hombre me hizo el día, tan solo al recordarlo como loba solitaria, aquella noche, le ladré a la luna.
Postdata, " No quiero necesitarte, porque no puedo tenerte"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario