Translate

martes, 14 de marzo de 2017

REGIDURÍAS DEL PRI UN NEGOCIO, COLUMNA DE IVÁN CALDERÓN

Perfilando
Regidurías del PRI, un negocio
* Caso Xalapa, Renato Alarcón
Por Iván Calderón
  Gracias al desprestigio que ronda al Partido Revolucionario Institucional, el proceso local electoral no pinta muy bien que digamos.
  Con la estela de corrupción que dejó a su paso Javier Duarte, los negativos del gobierno de Enrique Peña Nieto y las malas decisiones de sus dirigentes, este instituto político va directo al despeñadero y la ruina total.
  La neta.
  Por ejemplo en Xalapa, pese a que el “capitán” Montano pudiera ser un buen abanderado por el tricolor, este personaje no la tendrá nada sencilla, ya que precisamente son muchos los grupos que se negarán a perder el hilo presupuestal y se adherirán al candidato restando sufragios en vez de sumar.
  Los sectores priistas de toda la entidad, especialmente del puerto de Veracruz, Coatzacoalcos y Xalapa se encuentran sumamente nerviosos, puesto que ante los riesgos de perder, toma mucha fuerza la versión de que las posiciones edilicias se otorgarán mediante negociaciones con los grupos de gran poder económico y no precisamente con los sectores cercanos a la militancia.   
  Hasta ahora sabemos que entre el 16 y 25 abril se cumple el plazo para inscribir planillas ante el Organismo Público Electoral y ya entre los rojos ronda la idea de que será particularmente en ciudades significativas como la capital del estado, donde se venderán o negociarán candidaturas a regidurías por parte del PRI a miembros de renombre en la ciudad, para recuperar al menos algo, de lo perdido.
  Vaya caso.
  Esperemos que por el bien de sus militantes y de sus candidatos esto sea solamente un rumor, ya que de ser así estarían golpeando directamente a quienes integran la vida interna del tricolor, cometiendo un grave error fraccionando aún más al cascajo que queda del PRI, poniendo hasta en duda una real participación para el 2018.
  Las aspiraciones de Alejandro Montano Guzmán pudieran tomar buen rumbo. Sin embargo, el seguro candidato priista a la alcaldía xalapeña, junto con el líder estatal Renato Alarcón, no deben de permitir la adquisición o negociación económica de las posiciones edilicias, ya que de ser así estarían declinando a las posibilidades reales de triunfo que pudiera tener el PRI en la capital veracruzana.
  Esperemos a ver qué es lo que pasa.
RENATO ALARCÓN, BUENA COMUNICACIÓN
  Por cierto, y hablando priistas, dicen que al que le urge una comunicación social efectiva es al líder del Comité Directivo Estatal, Renato Alarcón Guevara. Renato ha sido opacado por los demás integrantes del PRI Veracruzano, mientras que sus críticas contra López Obrador y Miguel Ángel Yunes Linares fueron contraproducentes, ya que le arrojaron observaciones más negativas que positivas. Cuidado, no vaya a terminar Renato como Ochoa Reza, como un líder del “membrete” e ignorado por la clase política veracruzana.  
@IvanKalderon

No hay comentarios.:

Publicar un comentario