Translate

jueves, 11 de agosto de 2016

#SOYFESTIVAL: XALAPA Y SUS FERIAS

#SOYFESTIVAL: XALAPA Y SUS FERIAS

Uriel Flores Aguayo

Con una propuesta creativa, novedosa e interesante se anuncia el festival de las flores en

Xalapa; con los auspicios del Ayuntamiento local dos entusiastas paisanos, Ernesto

Aguilar Yarmuch y Mauricio Cuevas Gayosso, se han dado a la tarea de coordinar los

trabajos para realizar una festividad digna de nuestro entrañable municipio. Me da gusto

que se tengan ese tipo de iniciativas, con un perfil cultural y de las flores, como

corresponde a la orgullosa "Atenas veracruzana" y "Ciudad de las Flores". Deseo que

tengan éxito total y espero contribuir con la difusión y asistencia a las variadas actividades

previstas. Seríamos muy mezquinos si ya estuviéramos adelantando balances, primero

hay que conocer lo ofrecido para, luego, hacer juicios y contribuir con críticas

constructivas. Como Xalapeño me entusiasma que tengamos espacios sanos de

festividad, que recreemos nuestro modo de vida en el sentido lúdico, que afirmemos los

rasgos más positivos y singulares de nuestra personalidad común y que hagamos sentir

orgullosos de vivir aquí a nuestros hijos y nietos, a las nuevas generaciones.

El martes de esta semana  compartí el desayuno con "OTERO-CIUDADANO", a invitación

de Doña Leonor de la Miyar, para conocer el proyecto del #SoyFestival; los asistentes, en

buen número y muy calificados, fueron extraordinariamente receptivos con los

promotores. Se expresaron opiniones, algunas dudas pero sobre todo el beneplácito

generalizado por una iniciativa tan necesaria y propia de los xalapeños. Para dar espacio

prioritario a los más asiduos asistentes preferí guardar mis comentarios para otro

momento y para este texto. Pienso que la finalidad principal del festival debe ser la de

convocar y dejar satisfechos a los xalapeños y a nuestros vecinos más cercanos; las

variadas actividades generan derrama económica, sin embargo no debe ser la motivación

mayor, si hay que aportar un poco de los recursos públicos debe hacerse sin mayor

inquietud; será resultado de un proceso que llegue a ser autosuficiente; no tiene objetivos

turísticos aunque algo puede surgir en ese sentido. Hacer festivales es una necesidad

social, deben tener los rasgos de nuestra historia y forma de ser; la vida cultural, que

incluye a las flores, no puedes ser estática ni vivir de recuerdos, al contrario, conlleva

dinamismo y modernización; las nuevas generaciones deben ir asimilando la atmosfera

propia de su municipio, sus virtudes y rasgos más firmes de su personalidad; por eso el

discurso cultural, incluyente y creativo, debe ponerse a discusión, enfrentar la realidad,

sujetarse a las criticas y ser susceptible  de transformaciones y apertura. La cultura es del

que la trabaja, como dijo Zapata de la tierra, no hay música, libros, pintura, fotografía,

canto, etc. que pueda ser apreciada si no se expone y difunde; un festival sirve para eso.

Somos una ciudad con antecedentes de ferias, comercial en su caso; entre 1720 y 1776

tuvimos la feria más importante de la Nueva España; no es casualidad que nos llamen la

"Atenas veracruzana"; tener en activo la primera Escuela Normal de México y el segundo

en importancia Museo de Antropología, da cuenta de nuestro pasado y presente de

relevancia cultural. Cuando el explorador y científico Alemán Alexander Von Humboldt, en

1804, nos llamo "ciudad de las flores" nos definió para siempre; hasta la fecha, Xalapa

tiene áreas verdes por encima de la media nacional proporcionalmente hablando, a pesar

de la primitiva deforestación que promueven grupúsculos ajenos y clientelares de

inspiración tricolor; con todo eso es grandioso el numero de parques y jardines a nuestra

vista y disfrute. Cultura y flores son el sello Xalapeño, no podía llevar mejor nombre el

festival aludido: "Festival de las flores-Xalapa llena de luz." Ojala el programa de la feria

resulte del agrado de todos, que cumpla sus fines y permita que se tenga una experiencia

positiva para darle continuidad e instituirlo a largo plazo.

Entiendo que, salvo algunas actividades más de corte comercial para compensar gastos,

la programación es eminentemente gratuita, por tanto popular, ese es un acierto que

siempre requiere de personas conocedoras y con criterio en la organización. El festival no

debe caer en la tentación fácil del espectáculo del tipo de la televisión, populachero y

frívolo; su espíritu debe ser distinto, cualitativo y democrático, es decir, incluyente y

abierto. Por lo mostrado hasta ahora y por el perfil de los organizadores creo que estamos

a salvo de veleidades de "la caja idiota" Aunque no en lo inmediato, relativamente, el

festival es un gran aporte a una sana vida pública, nos crea otra atmosfera, nos nutre de

imaginación al tejido social, nos da referente de algo positivo y nos plantea las

oportunidades de convivencia pacífica y útil socialmente hablando. Por eso, no

deberíamos minimizar este tipo de esfuerzos ni regatear apoyos; es obvio que ayuda a

levantar la imagen del munícipe en turno, en este caso proveniente del PRI, pero eso es

circunstancial y secundario, a él le toca y qué bueno que tenga la visión y sensibilidad de

impulsar este tipo de actividades. Independientemente de los políticos y partidos que

ocupen los cargos edilicios debe hacerse institucional la realización de las ferias de las

flores en Xalapa, hasta alcanzar y mantener niveles dignos de reconocimiento y orgullo

por propios y extraños.

Ufa.1959@gmail.com

Recadito: Refrescante y de muy buen nivel el encuentro de análisis realizado por el PRD

veracruzano; busca su lugar en la alternancia y en la izquierda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario