Translate

miércoles, 24 de agosto de 2016

JORNADA HUASTECA





Trabajo y rock, constantes de Alex Lora
Jornada Huasteca
Livia Díaz
Es lo mismo ahorita que hace 48 años, ha dicho Alex Lora en conferencia de prensa en Xalapa el viernes, antes de un concierto y después de presentar su disco del mismo número y un libro, anunciar la creación de un museo con todo lo que la gente le ha estado dando al TRI y señalar la ausencia de su "domadora", quien se adelantó al estadio Colón en donde ya seis grupos tocaban como preámbulo de su llegada... "la diferencia es que antes no habían redes sociales y ahora te enteras de las cosas." Así comenzó a contar que es y era lo mismo la represión, és y era la violencia, las desapariciones, los crímenes contra la humanidad, y el amor al rockandroll.
Se vió y habló aquí con un grupo que sigue cuidando las formas. En una antesala a la conferencia de prensa, se remarcó que no nos dejaron entrar al área hasta que todo estuvo tal y como ellos lo tenían contemplado; nadie subió hasta que fue así autorizado y había folder con materiales, que sólo pocos privilegiados recibieron. Ésto último no por culpa del grupo sino por displicencia de elementos del ayuntamiento que dejaron entrar a mucha gente que no tenía allí nada qué hacer.
En el concierto y casi de inmediato, cantaron improvisadamente una rola pidiendo por la paz para Veracruz. la que escribe le preguntó al intérprete qué le podemos decir a los jóvenes, tú dices que era y es lo mismo, que ahora hay redes, quizá antes no te enterabas, quizá ahora por enterarse están muy deprimidos ¿qué les podríamos decir ahí? ¿qué les dirías?... a lo que respondió "les diría que les valga madres todo...Lo mismo me decían hace 48 años y a mí me decían, mi mamá me decía sabes qué, estás pendejoporque si sigues así te vas a morir de hambre cabrón... y yo decía pos sí, pero yo necesito crear música. Es mi vocación. -Pues estudia porque, de músico, te vas a morir de hambre.- Mira así como están las cosas ahorita, las cosas que se están viendo ahorita, nadamás que sin redes sociales, estaba hace 48 años. Cuando fue el Festival de Avándaro, ahí fuimos todos los hipies,  de México, fuimos a rocanrolear la banda... el gobierno y el estatus y todo lo que en ese momento significaba estar ahí... el éxtasis del jipismo en México se veía en el Festival Avándaro. Los que estábamos ahí estábamos conscientes de que la sociedad estaba dolida de que el gobierno hizo una chingadera (|968) y que, la crisis nos estaba acabando... y a la fecha, todos los que fuimos a Avándaro, somos personas de provecho y padres de familia y cuando pasó la tocada en la sociedad, en la prensa y todos decía, no... cultura de Avándaro es la peor escoria de nuestro país, son unos pinches vagos, drogadictos, degenerados y la chingada y el tiempo ha comprobado que simplemente éramos jóvenes y que queremos rock."
LA CONSTANTE EL TRABAJO
El joven también quiere rocanrolear, añadió estirando la voz, luego continuó, sin despegar la vista nunca, ofreciendo su experiencia pero también explicando lo que ha sido este largo andar. "Pero la única forma de hacerlo es trabajando.  O sea ahora le preguntamos a Luipita ¿cómo hiciste para arreglar aquí esta chingadera? -Trabajando. No hay de otra. -Pues mucha raza piensa que nosotros nadamás llegamos, subimos y chinguen a su madre todos y que viva el rocanrol, ¡ay! ¡bravo! pero para llegar es un trabajar de la chingada. Ahorita para llegar a tocar con la Orquesta Sinfónica de Perú, en el Zócalo de la Ciudad  de Lima... o sea ahorita estamos aquí tocando y luego nos vamos a Estados Unidos a unos compromisos en Oakland y en otros lugares, vamos a León, luego a Perú. Mi domadora es la que hace todo. Lo más difícil es la coordinación.
TIENES QUE ECHARLE GANAS
O sea... ¿tú quieres que tus sueños se hagan realidad? tienes que echarle todas tus ganas y estar todo el tiempo... nosotros que tenemos que estar todo el tiempo... nosotros que estamos todo el tiempo ensayando, todo el tiempo pensando y tratando de hacer las cosas cada vez mejor."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario