Translate

lunes, 1 de agosto de 2016

JORNADA HUASTECA

GRADÚAN A VETERANOS DE LA PROMOCIÓN DE LA LECTURA

LIVIA DÍAZ



De una de las instituciones de los gobiernos en las últimas dos décadas, salieron hombres y mujeres "promotores de lectura", oficio que en México, a diferencia de España o Argentina, se hace gratis; es con compromisos de tiempo y devoción pero por sus propios medios. Los sujetos a los que, de vez en cuando les reparten libros, destacando que es un "apoyo." 

Hoy al referirme a esta obra del estado mexicano que se convirtió en un triunfo sexenal foxista quien amasó lo iniciado por Ernesto Zedillo Ponce de León he de decir que me consta desde adentro. Cuando en nuestro país apenas iniciaba el programa conocí en Argentina que ya habían introducido, con Mario Lillo, las Bibliotecas para Bebés, también libros de cómo hacer poemas dirigidos a preescolares y que publicó el estado tomos de cuentos elaborados por niños y niñas en sus salas de lecturas. Hace casi 20 años. Al par, ví que en otros confines ya le habían dado carácter al promotor del libro, quien finalmente lo que pretende es vender. Sólo que el proyecto mexicano, que ahora se llama Programa Nacional de Salas de Lectura (PNSL), nunca se aplicó a esa intención. Jamás el promotor de lectura tuvo vínculo con librerías del Consejo Nacional para las Cultura y las Artes (CONACULTA) y tampoco con La Dirección de Bibliotecas, aunque su acervo contiene esos títulos; tampoco se ha dicho claramente a qué se atiene con la Secretaría de Cultura. Por tales razones, a veces, este oficio me parece una especie en peligro de extinción, me explico.

El promotor en Veracruz ya padece la consecuencia lógica del desgaste de años. El primer grupo de promotores ya se ha profesionalizado con apoyo de la UAM, pero la mayoría se acerca o rebasa los 60 años, desgraciadamente estarán por jubilarse sin derechos a nada, más que un diploma. Otros ya no están, partieron antes, y como ya lo dijimos en este espacio años atrás, sin el reconocimiento de la figura del promotor-mediador por la sociedad. 


UN OFICIO APROVECHADO

CONACULTA en sus publicaciones de PNSL ha reconocido tomo a tomo que la labor del que dedicó su vida a llevar la lectura a los grupos o sectores sociales es quien les ha mostrado el camino. Aplicados, quienes hacen el programa y con el ejercicio y la práctica de los promotores, se avocan a reunir información del diagnóstico, y éste les ha ido indicando de qué se trata y para qué sirve. Incluso, este año, en el plan de estudios hicieron modificaciones para profundizar en la técnica de compartición de los textos, lo que ya llegó al estado de Veracruz. Se expresa, según dijo el director del Instituto Veracruzano de Cultura (IVEC) Rodolfo Mendoza Rosendo, en el marco del XVI Encuentro de Promotores de Lectura realizado este fin de semana en Xalapa, en la profundidad. A los mediadores les contó que "hace falta lectura crítica", y es la tarea que les encomendó a esos egresados.

@editorahuasteca


No hay comentarios.:

Publicar un comentario