Translate

sábado, 4 de abril de 2015

COINCIDEN PASCUA CRISTIANA CON PASCUA JUDÍA

bandera de israel y aviones

Coinciden Pascua Cristiana con Pascua Judía, con una Luna Roja, como un Gran Presagio

El Sábado 4 de abril 2015 habrá 3 signos extraordinarios juntos.

En abril de 2015, el periodo de Pesaj coincide con la fiesta más importante del cristianismo, la Pascua. El 4 de abril, cuando la Iglesia católica celebre la vigilia del Sábado Santo, los judíos festejarán el Seder de Pesaj. Esto es excepcional ya que ambas fiestas coinciden muy raramente. Y el mismo día se dará una Luna de Sangre, las que históricamente han generado grandes acontecimientos en la Tierra.

 

Mientras que la Pascua judía comienza el 14 del mes de Nisán del calendario judío (en 2015 el período de Pesaj será del 4 al 11 de abril), el Concilio de Nicea del 325 decidió que la Pascua cristiana es el domingo siguiente a la primera luna llena de primavera, o sea el 5 de abril 2015, por lo tanto el Sábado Santo será el día anterior.

También la tercera luna de sangre de la tétrada de 2014-2015 donde Fiestas Judías coinciden con Lunas de Sangre, será el 4 de abril de 2015, o sea la echa en la cual los judíos estén iniciando su Pesaj y los cristianos celebrando el Sábado Santo.

Leer también:

EL FENÓMENO EXCEPCIONAL DE PESAJ EN LA HISTORIA DE LA SALVACIÓN

Pesaj en hebreo significa “paso”, y los Judíos le dan el significado de paso de la esclavitud a la libertad, pero también es el “paso” de Dios por Egipto, cuando pasó por las casas de los judíos marcadas con la sangre del cordero para salvarles del exterminio de los primogénitos.

A partir de la puesta del sol el 3 de abril, el día en que este año para los cristianos coincide con Viernes Santo, los Judios comenzaron a celebrar Pesaj, con el ritual de la cena.

pascua judia

Y el embajador de Israel ante la Santa Sede, Sion Evrony, contó a “L’Osservatore Romano” el significado de la fiesta.

El 4 de abril, el día quince del mes hebreo de Nisán, durante ocho días, los Judíos de todo el mundo celebran la Pesaj, recordando la liberación del pueblo judío de la esclavitud bajo el Faraón en el antiguo Egipto.

En los dos primeros días y los dos últimos días de fiesta está prohibido trabajar y otras actividades, pero la cocina está permitida si no es en sábado. Durante los cuatro días del medio, es decir, el Chol Hamoed o “días medios de la fiesta”, muchas actividades, como el trabajo aplazado, están permitidos.

“Esa noche yo pasaré por el país de Egipto para exterminar a todos sus primogénitos, tanto hombres como animales, y daré un justo escarmiento a los dioses de Egipto. Yo soy el Señor. La sangre les servirá de señal para indicar las casas donde ustedes estén. Al verla, yo pasaré de largo, y así ustedes se librarán del golpe del Exterminador, cuando yo castigue al país de Egipto” (Éxodo 12: 12-13).

Después de cientos de años de esclavitud, Dios envió a Moisés al Faraón para exigir la liberación del pueblo judío. Tras la negativa del Faraón, Dios hirió a Egipto con diez plagas, devastando la tierra y destruyendo sus cultivos y ganado. Como última plaga, Dios mató a todos los primogénitos de Egipto, “pasando por encima”  a los niños judíos y salvando sus vidas.

El Faraón finalmente se rindió, dejando a Moisés y al pueblo judío libre de salir de Egipto e iniciar un largo viaje que los llevaría a la tierra prometida.

CÓMO CELEBRAN PESAJ LOS JUDÍOS

En la antigüedad, cuando estaba el templo de Jerusalén, la celebración de la Pascua se basaba en la peregrinación colectiva a Jerusalén, la ofrenda del cordero pascual en la tarde del 14 de Nisan y su consumación al final de una cena en la noche del 15.

Desde que fue destruido el templo, el sacrificio de la Pascua ya no es presentable y otros rituales se hacen para recordarlo. Se cuenta la historia de la liberación durante la primera noche de Pesaj (este año Viernes, 3 de abril) y se lee el libro de oraciones Hagadá consumiendo determinados alimentos en un orden o Seder particular.

pesaj

El Seder de Pesaj se compone de siete alimentos, cada uno de los cuales simboliza la historia de los esclavos judíos liberados de la esclavitud.

Las hierbas amargas o Maror son por la amargura de la esclavitud; la Zeroah o pierna de cordero simboliza el sacrificio que los Judíos han hecho en la salida de Egipto; el Betzàh, huevo cocido, es otra ofrenda del sacrificio de los días del Segundo Templo; la Chaseret (una mezcla de nueces, manzanas y vino) simboliza el mortero que los esclavos judíos utilizaban en la fabricación de ladrillos; el Karpas (un vegetal, generalmente apio) representa la frescura de la primavera; la Jazeret es otra hierba amarga que simboliza la amargura de la esclavitud, en algunas tradiciones representada por la lechuga; tres Matzá, el pan sin levadura, se colocan en el centro del plato de Seder.

Algunos alimentos se acompañan de agua salada o vinagre, en representación de las lágrimas y el sudor de la esclavitud.

También se consumen cuatro copas de vino que simbolizan las cuatro promesas bíblicas de la redención:

“Yo los libraré de los trabajos forzados que les imponen los egipcios, los salvaré de la esclavitud a que ellos los someten, y los rescataré con el poder de mi brazo, infligiendo severos y justos castigos. Haré de ustedes mi Pueblo y yo seré su Dios. Así tendrán que reconocer que soy yo, el Señor, el que los libró de los trabajos forzados de Egipto” (Éxodo 6, 6-7).

El Seder se repite en la segunda noche de Pesaj.

La ceremonia del Seder se centra mucho en el papel de los niños. El hijo menor de la familia suele ser el que hará preguntas sobre el sentido de la Seder, dando inspiración para un debate sobre los valores de esta tradición. El niño canta las cuatro preguntas o Mah Nishtana.

“¿Por qué esta noche es diferente de todas las otras noches?” es la primera pregunta, y continúa:

“¿Por qué en otras noches comemos el Chametz (alimentos con levadura) y no la Matzá y esta noche sólo comemos Matzá?”.

“¿Por qué en otras noches comemos muchas verduras y esta noche sólo Maror?”.

Los adultos responden con versos del Hagadá, donde se destaca que “cuanto más se hable del éxodo de Egipto, más se es digno de alabanza”

“En el primer mes, el día catorce, al ponerse el sol, se celebrará la Pascua del Señor, y el quince de ese mismo mes tendrá lugar la fiesta de los Ácimos en honor del Señor. Durante siete días comerán panes sin levadura” (Levítico 23: 5-6).

El Chametz, los alimentos con levadura, están absolutamente prohibidos durante Pesaj, y, antes de que comiencen las celebraciones, todos los restos de alimentos con levadura deben ser retirados de la casa. La Matzá sin levadura y otros alimentos reemplazan el Chametz, recordando el hecho de que los esclavos hebreos huyeron de Egipto con tanta prisa que no tuvieron tiempo de dejar que el pan creciera.

Diferentes tradiciones caracterizan las celebraciones de la Pascua en el mundo. En algunas comunidades, por ejemplo, el plato del Seder es puesto en la cabeza de un niño que desfila delante de todos, antes de consumir la comida.

Los platos típicos del Seder italiano son a menudo una combinación de la tradición judía e italiana, por lo que comen lasañas Matzá, “alcachofas a la judía” y carne seca. Los Judíos Ashkenazi (de origen alemán) también se abstienen del consumo de arroz, maíz, legumbres secas, mientras que la mayoría de los Judios Sefardí (de origen español) y los italianos no observan estas tradiciones.

También hay diferencias en la secuencia de las recitaciones de oraciones durante el Seder. En Israel, las celebraciones de Pesaj duran 7 días en lugar de 8, de acuerdo con la regla bíblica original.

Dondequiera que se celebra, el Pesaj sigue siendo una oportunidad para que los Judios de todo el mundo se reúnan con sus familias, recordando la conquista de la libertad del pueblo judío, transmitiendo la memoria a la generación más joven y lo celebrándola con una comida deliciosa.

Ante esta reflexión del Embajador Israelí debemos concluir que la Pascua cristiana también plantea un paso, en este caso de la muerte del pecado a la vida nueva a través del sacrificio de Cristo, que se ejecuta por el agua del bautismo.

También nos hace recordar que en aquel cordero Pascual que salvó a los primogénitos Judíos en Egipto estaba ya prefigurado el Cordero de Dios que se sacrificó en la cruz,  nos rescató del poder del diablo y de la muerte eterna, y se nos ofrece como alimento en la Eucaristía, en una hostia que es harina sin levadura.

Así el Nº 134 del Catecismo de la Iglesia Católica dice:

“Al celebrar la Última Cena con sus apóstoles en el transcurso del banquete pascual, Jesús dio su sentido definitivo a la pascua judía. En efecto, el paso de Jesús a su Padre por su muerte y su resurrección, la Pascua nueva, es anticipada en la Cena y celebrada en la Eucaristía que da cumplimiento a la pascua judía y anticipa la pascua final de la Iglesia en la gloria del Reino“.

lunas de sangre

COINCIDENCIA DE LAS PASCUAS CON LAS LUNAS ROJAS

Pesaj recuerda una acontecimiento histórico excepcional en nuestra salvación, lo mismo que su continuación, que es la Pascua cristiana, pero la excepción de que en 2015 ambas pascuas coincidan se completa con que el Sábado Santo habrá una Luna de sangre, hecho natural precursor de grandes acontecimientos.

Ya en el 2014 se dieron dos eclipses lunares que coincidiendo con fiesta judía, y este año se darán otras dos de la  “tétrada” coincidente, o sea cuatro eclipses lunares de 2014-2015 en que la luna se torna color de rojo.

La coincidencia de cuatro lunas rojas con fiestas judías es excepcional, y además en ellas han sucedido acontecimientos históricos de importancia para Israel y para la Iglesia.

La tercera luna de sangre de la tétrada será el 4 de abril de 2015, fecha en la cual los judíos estén iniciando su Pesaj y los cristianos celebrando el Sábado Santo, mientras que la cuarta luna roja será el 28 de septiembre de 2015, concordando con la fiesta de los Tabernáculos (como fue en 2014).

En fecha intermedia habrá un eclipse solar que coincidirá con el inicio del año judío, día 29 de Adarkjj (20 de marzo de 2015), lo cual es más excepcional aún.

¿Cuáles son las cosas extraordinarias que podrían suceder y están profetizadas?

Los evangélicos están esperando el Rapto de los Santos.

Está en ciernes el ataque militar contra Siria, instigado por Israel, (profetizado en Isaías, 17)

Una guerra en la que Rusia y los países árabes atacarán simultáneamente a Israel (profetizado en Ezequiel 38).

Los católicos marianos están esperando el Gran Aviso profetizado en las apariciones de Garabandal y de Medjugorje, que será unailuminación interior de las conciencias que sucederá cuando la situación mundial esté en su peor momento.

Según Alberto Villasana, un estudioso de las profecías bíblicas,

El “Día del Señor”, a quien diversos profetas le aplican los adjetivos, “grande y terrible”, tiene su inicio después del toque de la trompeta de la Guerra y del Rapto, con el gran terremoto, después de los signos cósmicos del sol y de la luna. El “Día de Yahveh” (Yom Kipur) es todo el conjunto de juicios por los que la humanidad será purificada antes de la Parusía (Sukkot). En el Apocalipsis, estos juicios son siete, y tienen tres niveles distintos: sellos, trompetas y copas, mezcla de fenómenos humanos y naturales.

Uno de los aspectos sobresalientes de la cercana Guerra de Ezequiel es el énfasis sobre el “Día del Señor” y su conexión con el sexto sello del Apocalipsis. La “luna roja” de Joel (Jl 3, 4) es comúnmente relacionada con la “luna roja” que se observa al inicio del sexto sello:

- Joel 3, 4: “El sol se cambiará en tinieblas y la luna en sangre, antes de la venida del Día de Yahveh, grande y terrible”.

- Apocalipsis 6, 12: “Y seguí viendo. Cuando abrió el sexto sello se produjo un violento terremoto: y el sol se puso negro como un paño de crin, y la luna toda como sangre”.

La luna en sangre del sexto sello, que pudiera corresponder a alguna de las lunas tétradas del 2015, abril o septiembre, se identifica sin duda alguna con la luna roja de Joel que debe “preceder” al Día del Señor, por la reacción de los seres humanos en la Tierra, en cuanto el resto de eventos del sexto sello tienen lugar:

Apocalipsis 6, 15-17: “Y los reyes de la Tierra, los magnates los tribunos, los ricos, los poderosos, y todos, esclavos ó libres, se ocultaron en las cuevas y en las peñas de los montes. Y dicen a los montes y a las peñas: ‘Caed sobre nosotros y ocultadnos de la vista del que está sentado en el trono y de la cólera del Cordero. Porque ha llegado el Gran Día de su cólera y ¿quién podrá sostenerse?”.

La actitud de los seres humanos en la Tierra pone de manifiesto que ellos entienden que “el grande y terrible Día del Señor” está por comenzar. Éste es precedido por el oscurecimiento del sol, y por la luna roja “como sangre” y el terremoto descritos en Ap 6, 14: “Y el cielo fue retirado como un libro que se enrolla, y todos los montes y las islas fueron removidos de sus asientos”.

Cabe resaltar que, en las Escrituras, la resurrección de los santos está siempre relacionada con terremoto, como sucedió el Viernes Santo después de la muerte de Cristo, cuando “tembló la tierra y muchos santos resucitaron”. Esos fueron los santos del Antiguo Testamento. Por ello mismo, es altamente probable que el terremoto del sexto sello coincida con la “primera resurrección” de San Pablo, la de los santos del Nuevo Testamento, seguido inmediatamente del Rapto.

La explicación que los promotores del Gobierno Mundial y de la nueva “Iglesia” le darán al Rapto de los Santos, será la de “abducciones” por parte de “seres galácticos superiores”, proponiendo que esas abducciones se darán porque supuestamente “estorban a la “evolución” de la Tierra y de la Iglesia. Se prepara ya gran cantidad de literatura en ese sentido.

Si la interpretación de Villasana es correcta debemos estar atentos a los acontecimientos que relacionan a Rusia y a Israel.

Fuentes:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario