Translate

miércoles, 3 de septiembre de 2014

EL LOCO ANCIANO DE LAS TROMPETAS

apocalipsis_trompeta_1_ilust2



Por Nina Salguero

-¡Ayúdenme por favor   ya estoy viejo…!   ¡ No tengo para comer!    el anciano suplicaba, mientras que la gente acudía a comprar a Su Bodega , la mayor parte pasaba haciendo caso omiso del hombre cuyas manos de tan viejas estaban lisas, no había líneas donde leer su triste suerte…¡ Para qué !  er más que obvio;  la puerca miseria lo había hecho suyo.

¿Porque  no acude al DIF  para que lo ayuden?     el anciano no escuchaba mi voz, escuchaba las trompetas que afirmaba ya venían del cielo y las tocaban los mismos ángeles…¡Vaya al DIF , le insistí ya gritando, ahí se inscriben las personas de la tercera edad…!
Con voz cada vez más débil e inaudible, me dijo que si que iba a ir, quizá no tenía quien lo llevara, son pocos los hijos que ayudan a los padres ancianos, padecen incontinencia y por lo mismo los repelen, les dan asco.
Se acercó un señor consciente de la necesidad del anciano y le dio algo de dinero, el anciano caminó un buen trecho y se detuvo…¡ Está loco !   dijo una mujer cuya boca semejaba la de un payaso por el exceso de lápiz labial, sumado a una sonrisa tonta para el momento que se vivía;   - jaja dice que un ángel vendrá a tocar una trompeta-    - No señora- no está loco, en realidad  el ángel ya tocó la trompeta, le dije-  El anciano pareció reanimarse  y le dijo a la mujer boca de payaso, “ya ve ella si me cree” el loco anciano de las trompetas levantó su bastón y dijo: 
Los ríos se han convertido en sangre, por los cuatro puntos cardinales del país, las aguas de los arroyos se han vuelto de color sangre, el primer ángel, sopló sobre algunos puntos de la tierra y se quemó la hierba verde, los árboles ardían como tizones  y el granizo ha caído como tormenta y se ha mezclado con la sangre de los migrantes muertos y heridos, de los niños, de las mujeres...
Poco a poco la gente se acercaba, la voz de El LocoAnciano de las Trompetas, llamaba las conciencias;  el segundo ángel ya empezó a tocar su trompeta ¿ No se han dado cuenta como los ríos están siendo contaminados por sangre?   - No es sangre- dice una mujer, es petróleo, hidrocarburos--  El anciano le contesta:   dime acaso mujer: ¿ El petróleo no es la sangre de la tierra ?  . La conversación banquetera se ponía cada vez más interesante ya que el anciano mencionó que  ya estábamos viviendo el Apocalipsis.
índice

videodeldia.tv

Llegó otra mujer con rostro de iluminada increpándolo, a lo que el anciano de las trompetas, le dijo:  predicas a Dios con la boca, pero tu corazón está lleno del veneno del escorpión y te digo:
Apocalipsis Según San Juan capítulo 8
8:6 Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. 
8:7 El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde. 
8:8 El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre.

Nadie supo como es que el viejo de las trompetas sabía tanto, dijo no ser de ninguna religión, sus ojos estaban cubiertos por las nubes de la vejez y  estaba semi sordo.
Nos habló de su Tierra, de su Tierra Blanca ahora  de ríos rojos contaminados, nos habló de las minas de Sonora, nos habló inclusive hasta de la República de China… ¡ Vaya Hombre!

¡Pobre humanidad, que rinde culto a Abadón!,- gritó el anciano-, el cielo se llenaba poco a poco de nubes grises que como una capa, cubrían la ciudad anunciado la tormenta  y cada uno de nosotros tomó su rumbo,no creo que el anciano haya sido tan solo un anciano, sino un ángel sin trompeta queriendo ablandar los corazones de piedra  ¡ Cómo llueve !   la temperatura bajó considerablemente, aún así  caminé por el boulevard y contemplé el rio, que en días anteriores se tiñó  de rojo reflejando  en sus aguas  afortunadamente un atardecer  huasteco y las sonrisa de la Diosa Omeicualistli..



1 comentario:

  1. Creo que cuando ya no puedes creer en otros creas otros.
    Saludos
    Me encanta tu trabajo
    Liv.

    ResponderEliminar