Translate

domingo, 19 de febrero de 2017

60 AÑOS DE ROCK MEXICANO







60 años de rock mexicano, volumen 1
Por Héctor Medina Varalta

Guadalajara, México, febrero de 2017. En la pasada Feria Internacional del Libro (FIL) no podía faltar un libro tan valioso para todo melómano: 60 años de rock mexicano, volumen 1.  El Sr. González (Rafael González Villega)  se dedica a la música, es integrante de Botellita de Jerez, aparte tiene su proyecto como Sr. González, así se hace llamar desde 1987. En ese entonces era muy joven y le resultaba muy divertido que le llamaran como un señor.  Así que, de esta manera, tratando de ponerse un nombre artístico, pues no quería ponerse otro que le hiciera sentirse ajeno al suyo, así que utilizó la psicología inversa y se puso el Sr. González, es decir, “todos los González”. Además, siempre que digan Sr. González se van a acordar de él, esa es la pretensión. A partir de ahí tiene una larga historia como miembro de Botellita de Jerez y también por su propia cuenta. Nuestro entrevistado se destacó tanto por su conocimiento en la materia como por su excelente conversación.
Desde sus inicios está presente el rock
El libro 60 años de rock mexicano, volumen 1 comprende desde 1956 hasta 1979; el volumen 2 comprende desde 1980 hasta la actualidad, que es lo que se completa propiamente los 60 años de rock mexicano. De acuerdo a nuestro entrevistado, es un libro que pretende narrar la historia de principio a fin del rock en México. Para la percepción de muchos, el rock ha aparecido y desaparecido en diferentes etapas, pero lo cierto es que ha existido prácticamente desde 1956 hasta nuestros días sin dejar de producir bandas, discos, conciertos. Esta percepción que tiene la gente está en función de si ha funcionado comercialmente o no, es decir, si los medios masivos información y las disqueras lo apoyan o no. Lo cierto es que ha estado ahí la mayor parte de su historia de manera subterránea y contracorriente y ha habido una continuidad, que tal vez a la gente le cuesta trabajo entender, por ejemplo, qué tiene que ver Enrique Guzmán con Botellita de Jerez o qué tiene que ver Angélica María con Zoé. Lo cierto es que hay una continuidad en esta historia y uno la puede encontrar leyendo 60 años de rock mexicano, esa es la idea.
Cuando el rock llega a México no es tocado por los jóvenes
La historia del rock mexicano empieza en 1956 porque fue cuando la vedete chicana Gloría Ríos, quien llevaba una cierta trayectoria en el cine mexicano hizo una versión de rock and roll (rock arond the clock), al que llamó El relojito y fue la primera vez que se tocó un rock and roll en español que se grabó y luego apareció en películas. Lo curioso, es que cuando el rock and roll llega a México no es tocado por los jóvenes como lo fue en Estados Unidos, que era una música de jóvenes para jóvenes y provenía de una cultura de rebeldía. En México llega como una moda de baile. En las orquestas, la gente bailaba los ritmos de moda, la mayoría de los ritmos eran de origen cubano como el chachachá. Llega el rock and roll como un nuevo ritmo de moda y son los adultos los que empiezan a tocar rock and roll en México antes que los jóvenes. Estos últimos descubren paulatinamente el rock y lo empiezan a hacer de una manera amateur al principio, y cada vez profesionalizándose más al final de la década de los años 50, pero el arranque no fue de los jóvenes, ni tampoco tuvo la efervescencia que en Estados Unidos. Pueden ver a Gloría Ríos en  https://youtu.be/GILybBOmMrc
Rebeldía sociopolítica
Una cosa que sí es de notar es que aparece en México unos meses después que en Estados Unidos. Nuestro entrevistado se aventuraría a decir que México fue el primer país donde se tocó rock and roll después de los Estados Unidos.  Cabe resaltar que al principio del rock and roll los primeros conciertos que más o menos profesionales que empezaban a ejecutar las bandas era en kermes, tardeadas y hubo una época en que hubo muchas kermes apoyadas por una iglesia ubicada en la colonia Narvarte de la Ciudad de México. Si después la historia cambió fue porque tardó un poco en que la sociedad mexicana entendiera el espíritu rebelde de esta música; al principio lo veían como un cliché de los jóvenes. Pero cuando se dieron cuenta que esa rebeldía tenía una forma de expresarse a través de un género musical como el rock y que además esa rebeldía fue evolucionando, porque al principio se rebelaban contra el patriarcado y la rebeldía era medio “fresona”, pues se rebelaban porque tenían movimientos exagerados al bailar. No obstante, esa rebeldía fue sofisticándose al grado que al final de los años 60 se había convertido en una rebeldía sociopolítica. Y por supuesto, en muchas ocasiones atentó contra las costumbres que la religión tradicional promulgaba y la religión lo empezó a ver como a un enemigo.
El rock siempre se alimentó de otros géneros
En esta idea del ritmo de moda, aunque eran manifestaciones que ya empezaban a hacer los jóvenes, la verdad  es que la industria le hincó el diente porque fue un gran negocio y como buen negocio necesitaban escoger una moda, pues cuando se acaba la moda del rock and roll meten el Twist, otro ritmo bailable pero de origen rockero. El rock and roll se fue transformando en lo que se llamó “Rock” a secas, y una característica del rock es que siempre se alimentó de otros géneros, no es un género puro como algunos creen. Del rock and roll siguió el twist, luego el surf, incluso llegaron a mandar a Toño Quirazco a Jamaica para que aprendiera cómo se hacía el Ska. De tal forma que se empezó a hacer  Ska a mediados de los 60 en México, pero todo relacionado con el rock. El rock en buena medida es como una actitud con la que se hacen las cosas más allá de la forma. Por eso a veces es difícil definir el rock como tal porque tiene muchas caras, es decir, tiene ciertas formas en los años 60, durante los 70 se diversifica tremendamente, en los 80 se electrifica más, en los 90 se mezcla todo lo que antes no se mezclaba, y siempre ha sido rock.
Angélica María, la novia de México
Hay personajes que empezaron en los años 50 y siguen activos. La primera etapa del rock fue muy mediática y en ese sentido fue un éxito comercial. Hay toda una generación que recuerda su música, pues sigue vigente; varios de ellos siguen haciendo sus conciertos caravana, que son muy nombrados en México en el Auditorio Nacional, pero también hacen giras nacionales: César Costa, Angélica María, Alberto Vázquez, Enrique Guzmán, todos ellos que en su momento fueron muy aclamados. El libro del Sr. González también narra los noviazgos inventados como el de Enrique Guzmán y Angélica María de esa época, incluso hasta los pleitos. Eran anécdotas armadas para que tuvieran éxito. Angélica María tenía tanto carisma que se le llamó la Novia de México.
El grupo Botellita de Jerez  cumplió en septiembre del año pasado 33 años, lo festejaron en la Ciudad de México en el Foro de la Plaza Condesa, el concierto fue todo un éxito y siguen muy activos. Son de esas bandas que creen no tanto en vivir de los éxitos del pasado, sino estar siempre generando cosas nuevas: sacaron un disco en el 2015 y están trabajando en un siguiente disco y están muy contentos tratando de adaptarse a los nuevos tiempos, a las nuevas temáticas, han sido siempre un grupo muy crítico de la realidad y esa forma de hacer las cosas tiene su evolución internamente.
Guadalajara tiene una historia importantísima dentro del rock mexicano
Queremos hacer un rock ópera, es una guaca-rock-ópera, en donde  la temática es el agua, queremos hablar sobre el agua. Por supuesto, estamos poniendo una posición política que tenemos ante el asunto; estamos en contra de que se privatice el agua, queremos un uso racional del agua, queremos un uso ecológico del agua, sobre eso va a girar el nuevo disco.
Acerca del próximo libro: 60 años de rock mexicano, volumen 2, se encuentra ya muy avanzado, dentro de pocos meses estará en todas las librerías. El primer libro lo escribió en un par de años y avanzando parte del segundo. Nuestro entrevistado tiene una vasta bibliografía, también mucha información de testimonios directos, tiene la fortuna de conocer a muchos de los protagonistas, ya que es su medio, también en Internet hay mucha información, por ejemplo, cada vez que González escribía sobre algún grupo, una vez escribió sobre uno que no conocía, sólo la música que hicieron. Todo está prácticamente en la red. Por lo tanto, han sido variadas las fuentes que consultó. En Guadalajara utilizó varios libros de la UdeG sobre el rock tapatío. Guadalajara tiene una historia importantísima dentro del rock mexicano; se han generado artistas muy buenos y también prácticamente desde el comienzo hubo exponentes como Los Gibson Boys, de ahí salió Manolo MuñozLos Spiders, quienes empezaron en los años 60. Todo mundo piensa en Los Spiders por la época de Avandaro, pero desde 1960 ya estaban tocando; Mike Laure empezó tocando rock and roll, después se hizo tropical; se llamó Mike Laure porque admiraba a Bill Halley y sus cometas
González también escribió Mi vida Pop   
A finales de los 60 y principios de los 70, el movimiento fuerte del rock en México se estaba dando en Guadalajara. Un grupo que se llamaba Los Rockin Devils de Tijuana fue muy famoso a mitad de los años 60. De todos los grupos de rock que se han nombrado en la entrevista se encuentran en este fabuloso libro. El texto no es propiamente una enciclopedia, no se habla de todos los grupos, nunca fue esa pretensión, pero los grupos que quiso plantear el Sr. González, son bastantes, son los que se contaron para hacer la historia. Por supuesto, de alguna manera representan a muchos otros que tal vez no aparecen en el libro, pero los principales sí se encuentran.
El Sr. González  por el momento sigue tocando con Botellita de Jerez, están muy activos como siempre, aparte tiene un proyecto como solista como el Sr. González. Además, entre el libro y el grupo ha tenido bastante trabajo. Normalmente suele ser alguien que es invitado a tocar en otros grupos, también tiene una carrera como productor. Antes de escribir libros-tiene uno antes que este, se titula Mi vida Pop, lo presentó en la FIL 2013- escribió en revistas sus canciones; ahí fue su primer contacto con la escritura y la música que tanto ama al igual que la escritura. También tiene una novela a medias que algún día verá la luz, en un principio se llamaba Arranque en falso, pero todo puede pasar y cambiarle el nombre.
Los grandes del rock mexicano
60 años de rock mexicano, es un libro que habla de rock y también de una parte de la historia mexicana del rock; incluso es un libro para conocer un aspecto de nuestra historia, más allá del gusto musical. El libro tiene 500 páginas y el segundo tomo será más voluminoso.
Hay grupos muy famosos, pero dentro de los más importantes que se encuentran en el libro, se encuentran las cuatro primeras bandas: Los Locos del Ritmo, Los Rebeldes del Rock yLos Teen Tops y Los Camisas Negras, que originalmente eran Los Black Jeans, que era donde estaba César Costa. Después hubo personajes importantes como Javier Bátiz  y los Rockin Devils también de Tijuana. En el área de Monterrey también se desarrolló con Vianey VáldezPolo. Hubo bandas que surgieron en toda la república: Matamoros, Reynosa, Veracruz, Mérida, Puebla, y por supuesto, en Guadalajara. A finales de los 60 había mucho movimiento en Guadalajara, el grupo Peace and Love eran tapatíos pero tocaban en Tijuana. También estaba 44.9, era una banda muy buena, La Revolución de Emiliano Zapata, Toncho Pilatos, Fachada de Piedra, hubo muy buenas bandas en Guadalajara. Cabe resaltar que el bajista de Los Rockin Devils, Miguel Ángel Osuna y la vocalista, Blanquita Estrada terminaron casándose y hasta los 80 el grupo se dispersó. Hubo un pleito legal por el nombre. Uno de ellos decidió seguir con el grupo pero murió y el nombre se quedó con la esposa del fallecido. El resto de la banda quiso recuperar su nombre y entraron en pleito legal con la señora. Al final ganaron y siendo los sobrevivientes del grupo y dueños del nombre hicieron algunos conciertos y luego se separaron en dos grupos: uno en Tijuana y otro en la Ciudad de México. En la actualidad, a veces tocan juntos y a veces separados. Blanca Estrada está en el grupo de Tijuana. Tocan eventualmente.
El rock sobrevivió en escenarios subterráneos
En los 70 viene Avandaro un parteaguas en la historia del rock mexicano, porque es un momento del rock mexicano donde se da un golpe brutal contra la realidad, pues había estado como en una especie de fantasía extraña y tienen una prohibición del rock en México de parte del gobierno.  Hubo una primera etapa en los 60 cuando hubo el auge de los cafés cantantes, donde el gobierno veía con resquemor que los jóvenes se realizaran, que tuvieran una cultura propia, independiente de los adultos, que tuvieran su propios rituales por decirlo así, y no los veían con buenos ojos, pues hubo una época de prohibición ya que desaparecieron los cafés cantantes, pero Avándaro fue mucho más crudo, ya que había sucedido lo del 68, poco después de Avándaro fue el halconazo. Realmente el gobierno tenía temor de las congregaciones masivas de los jóvenes y los jóvenes, en particular los rockeros eran bastante despolitizados, no es que estuvieran organizando una revolución; los jóvenes que estaban politizados estaban en otra parte, pero el gobierno aprovechó la ocasión para prohibir conciertos y hacer una serie de juegos políticos y en conclusión se prohibió el rock como 15 años aproximadamente. Por lo tanto, el rock sobrevivió en escenarios subterráneos: los llamados hoyos funkis en las periferias de la ciudad, universidades, museos, obras de teatro; cierto tipo de rock sobrevivió ahí también, algunos otros se integraron a movimientos de izquierda, y a  grupos de artistas que también eran rockeros. Todos los que estuvieron después de Avandaro, de alguna forma empezaron a sembrar la semilla de lo que sucedería en los años 80 con el rock mexicano. Esa parte hablamos en el libro hasta el año 1979; a partir de los 80 empiezan aparecer otras cosas.
Por último, el Sr. González comentó que el libro es muy fácil de encontrar, afortunadamente tiene muy buena distribución, se encuentra en todas las librerías de prestigio y en toda la república mexicana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario